·

·

miércoles, 5 de enero de 2011

3: Soy Tom Kaulitz… gatita

Rinnnnn era otro día, un nuevo día… empezaba la mañana, ella contenta por ir a trabajar… lo primero que izo fue ver su móvil, ya que se le había acabado la batería en la noche lo puso a cargar, y vio, tenia un mensaje de texto que decía “hey, te llamo y no contestas?... esta bien, te daré una oportunidad, llámame! atte.: Matt” si! Ese chico lindo de ojos grises la había estado llamando, y fueron cinco veces… (Así lo dacia el indicador de llamadas perdidas). Ella le respondió el sms “buenos días, lo siento es que se me había acabado la batería, pero ya lo cargue, llámame! Bye”

Erika esperaba ansiosa la llamada del joven. Yendo a casa Kaulitz como ella la llamaba el teléfono sonaba, ella vio, era Matt –hallo…- contesto ella

-hey, como has estado?

-bien, y tu?

-un poco mal

-por que? Estas enfermo?

-no… es que no he podido dejar de pensar en la extranjera que he conocido

-ah… y es linda?

-si… preciosa… lastima que ayer no haya contestado, tenia pensado en llevarla a una discoteca

-en serio…

-claro… me pregunto si esta noche querrá ir

-seguro que quiere…

-entonces eso es un si?

-si… en donde nos vemos?

-pásame la dirección de tu casa… iré como a las ocho…

-esta bien, anota…- siiiiii Erika estaba mas contenta aun… ese chico era súper, bueno así lo pensaba ella, que tan súper podía ser? Si solo lo había conocido un día, y eso, solo fueron minutos!

En fin loca Erika llego a la casa, abrió la puerta, y dejo sus cosas en el comedor, allí en la heladera había una nota con su nombre, ella la abrió, eran las indicaciones que le había dejado Simone. La cual decía, “Erika debes limpiar las habitaciones de arriba…- wow, las habitaciones de arriba, bueno eso no seria mucho, no peor que la sala, la oficina, el comedor… y todo lo que había limpiado ayer…

Subió con un trapeador, un balde, y un limpia vidrios, entro a la primera habitación, abrió con cuidado la puerta, esa casa parecía una casa fantasma, todo vacío, solo se escuchaba el tictac del reloj, entro a la habitación, vio, la cama no estaba tendida, luego la puerta del baño, decidió ir primero al baño, y empezó, pero de repente algo la sorprendió, un joven salio de la ducha,

-ahhh…- grito ella –que horror!...- siguió, el joven estaba desnudo, tomo rápidamente una toalla, ella estaba tapándose los ojos –ya esta…- dijo el, lo más tranquilo posible –tu debes ser la empleada…- siguió el joven –y tu?...- dijo ella volviéndolo a mirar –Tom Kaulitz…gatita-

-con que eres el hijo de Simone…

-si… y tu como te llamas?

-Erika Gareka…gatito

-ok… parece que el anuncio funciono

-tu lo escribiste?

-claro… dije que la chica de la limpieza debía ser de buena presencia… y aquí esta tu…

-ahh… yo… tengo que seguir limpiando… las otras habitaciones…

-en la habitación del frente esta mi hermano, por si quieres verlo… se esta bañando

-ahhh… como sea, entonces limpiaré las otras… al menos que tengas mas hermanos- dijo ella respondiendo a la burla de Tom –quédate tranquila somos gemelos… el otro se llama Bill… aunque yo soy mas sexi que el pero eso lo puedes juzgar tu sola… ya viste bastante-

Valla que fue una sorpresa para la joven, quien había salido rápido de esa habitación del mal, como ella la había titulado.

Seguía el día de Erika, ya había terminado con casi todas las habitaciones ecepto la del fondo a la derecha, en ella había unas guitarras, la chica las vio un poco sucias, así que tomo un paño y comenzó a limpiarlas, de repente entro ese tal Tom, diciendo –no… que haces?

-las limpio que mas… para eso tu madre me paga…

-no, no, no aléjate, estas son mis guitarras… si quieres ve a limpiarle el micrófono a Bill, pero a mis guitarras nadie las toca…

-ay bueno, si señor en seguida voy… - Erika un poco disgustada por el tono del muchacho bajo con todas las cosas, y con todas me refiero a dos rociadores, dos baldes, un trapeador, tres paños, un plumero… estaba en la escalera bajando, con mucho cuidado, mucho cuidado, pero no podía, con todas esas cosas encima, hasta que puso un pie en uno de los escalones y casi resbala, menos mal que alguien la tomo para que no se cayera, ese era Bill quien rápidamente acciono para ayudarla –hey, con tantas cosas te vas a caer… a ver deja que te ayude…- dijo muy amable el jovencito tomando algunas cosas, y bajaron hasta llegar al deposito en donde guardaban los productos de limpieza.

Erika lo vio –eres Bill? Cierto?...- dijo ella muy desconcertada, ya que el chico mas bien pitaba ser una chica –si… igual no importa se que para muchos a primera vista parezco una chica… no hay problema, no me importa lo que piensen los demás…- el muy amable charlaba con ella, hasta que a Bill le sonó el estomago –creo que tengo hambre…- dijo el yendo hacia la cocina, ella se adelanto –y que quieres para comer…- decía, ya que Simone también la había contratado como cocinera, ella no quería perder el trabajo, si hacia algo lo tenia que hacer bien, ese era su lema. –mmm… no se. Deberías ver que hay en la alacena… no se si mamá compro comida…- dijo el tomando asiento, Erika busco, pero solo había leche y Corn flakes.

Después de un rato, Bill estaba comiendo lo que había, Erika corrió las persianas de una puerta corrediza y allí vio un gran patio, pero con un problemita… el pasto le llegaba hasta la frente!, tan alto el pasto estaba que tal vez hasta podría haber un zoológico allí. De inmediato Tom dijo –no, no… que haces!!!...- como si Erika estuviera cometiendo un grave crimen –que? Solo dejo entrar la luz… aunque con el pasto tan alto…-

-cierra las cortinas…- ordeno Kaulitz mayor, Erika tuvo que hacerlo…

-dios… por que tan insoportable?…- susurro –déjalo, esta un poco exhausto, por lo de la gira y todo eso…-

-gira? Que son… trabajan en un circo o algo así?

-jajaja… que graciosa eres… no, formamos parte de una banda… Tom es el guitarrista…

-con razón, no quiere que toque sus instrumentos…

-si… y yo soy el cantante

-ahhh…

-Tom no quería que corras las cortinas… ya sabes con todo esto de la mudanza, tal vez hayan paparazzis afuera… que se yo… total mucho no me importa, no me tengo que esconder de nada ni de nadie…

-ok, entonces no abriré las persianas, pero debo ir a podar el césped… o mas bien la maleza que tienen allí afuera

-si, es que llovió mucho en estos últimos días

-dias? Parece que hace dos años no le pasan un podadora!

-jajaja… entonces te deseo suerte…

-y que dios me bendiga…

Así Erika se preparaba para ir a batallar contra el malezal que había en el patio trasero, tomo la cortadora de césped, previamente enchufada, y salio, muy pronto la cortadora empezaba a averiarse, el pasto era demasiado largo para que pudiesen ser cordados, hasta llego un momento la maquina comenzó a hacer sonidos raros, y de repente todo estaba fuera de control, esa poseída cortadora iba de un lado a otro, Erika quiso atraparla, pero no pudo, solo se escuchaban los gritos de la joven, adentro de la casa, estaba Bill hablando por teléfono, mientras Tom bajaba las escaleras, -hey, y eso?...- pregunto el gemelo mayor, Bill miro hacia la ventana, y tapando el tubo del teléfono dijo, -ah es que Erika fue muy amable en cortar el césped, ya sabes con los mosquitos y todo eso, es mejor tenerlo bajo…- Tom también miraba, y con risas dijo –que no le avisaste que yo llame al jardinero?...- y seguía riéndose de la chica, mientras Bill volvió a su conversación en el teléfono. Luego Tom abrió la puerta y salio al patio, estaba parado sobre un piso de concreto que había, Erika seguía tratando de alcanzar la podadora, corría tras de ella, hasta que esta comenzó a seguirla, -la p… que maquina de mierd…- decía ella mientras trataba de abrirse paso para llegar hasta la entrada, pero cuando estaba a punto de hacerlo, justo en ese momento sus pies se enredaron con el cable de la maquina haciendo que la joven tropezara y diera con el concreto que había allí… pero no del todo justo cuando estaba en su caída libre, Tomas se le apareció para tomarla, como si la hubiese abrazado para que no cayera, la joven quedo allí mirando al piso, entonces comenzó a incorporarse. Adentro Bill desenchufo la maquina, y esta se quedo allí tirada. Y afuera Erika se arreglaba la ropa y el pelo –me parece que fue empate…- menciono Tom mirándola –ja… si, pero esa no me va a ganar…-

-que no sabias que el jardinero vendrá mañana?...

-no…

-bueno… te puedes quedar tranquila… - respondió Tom con una sonrisa en su cara, luego Erika se dio cuenta, el joven todavía tenia su brazo por la cintura de ella, -ok… yo ya me tengo que ir…- dijo un poco sonrojada mientras se zafaba de los brazos del joven…

Ya en su apartamento, se estaba preparando para salir con Matt, solo faltaban dos minutos para que el la valla a buscar, y la jovencita todavía estaba arreglándose, le faltaba maquillarse, de pronto ding-dong, sonaba el timbre, ella pensó “Matt! Y yo todavía no me he arreglado!” fue a ver por el mirador, pero no, quien osaba molestar a Erika era el conserje, ella abrió y saco la cabeza, -si?...- pregunto ella, el respondió –ah, Gareka, mira mi padre ha subido el alquiler, con todo esto de que la economía esta tan mal… y ya sabes han subido los precios…- decía el, mientras ella quería golpearlo para que se callara –si, si… luego me pasas la factura, eh… estoy un poquito apresurada, chau…- dijo casi como echándolo. Mientras seguía arreglándose, el celular sonaba –quien es!!...- gritaba Erika –hola!....- dijo enojada –hey… que tan enojada estas o por que ya llegue?-

-ah… Matt, no, no, es que ocurrió un problema, pero ya lo solucione

-ah… ok, vamos baja te estoy esperando

-si, ya voy en un segundo bajo… jeje- y corto. Termino de arreglarse como pudo, bajos las escaleras corriendo (el ascensor no funcionaba) y si, exactamente en un segundo estuvo abajo, el fue y la saludo –que rápida eres..

-uff si, yo era la mas rápida en mi colegio

-en serio?

-si, cuando tocaba el timbre para ir al recreo yo salía corriendo al patio…

Los dos reían, el le abrió la puerta del auto (como todo un caballero), y partieron.

En casa Kaulitz de un cuarto a otro, Tom renegaba de nuevo –Bill, no has visto mi camiseta azul?

-que camiseta azul?, tienes un millón!

-jaja, ya la encontré!

-en done estaba?!

-en el piso!

Entonces se escucha que la puerta se abre, y unos ladridos. Bill sale corriendo de su habitación hasta la sala, allí se encuentra con sus mascotas, el perro le lamia la cara mientras el gato miraba desde adentro de su caja.

-hey… si que te extrañaban…- dijo Gordon, padrastro de los gemelos, luego bajaba Tom quien fue a saludar a Gordon –como has estado…- pregunto el joven –bien, y ustedes que tal el viaje?...-

-un poco cansador, pero dentro de todo muy bien…- Gordon sentía en el ambiente un aroma muy rico –chicos y ese olor?

-yo no fui…- dijo Bill que seguía jugando con el perro

-no eso… es un aroma dulce… algo raro

-es que la empleada termino de limpiar hace un rato largo, pero todavía perdura el olor de los productos…

-jaja… tenemos empleada?

-si… se llama Erika…- menciona Bill saludando a Gordon

-mamá no te aviso?

-si, pero penseque ella vendría la semana que viene

-no, mami quiere que este todo limpio, ya saben como es…- Bill hablaba

-bueno, por mi no hay problema

-Tom es el único que tiene problemas

-porque? Ah Tom te gusta la empleada?

-que le va a gustar… si se la paso todo el día tirando mala onda…

Y en un Pub de la ciudad, Erika se la estaba pasando de lo mas junto a Matt… pero bailaban, quien podría tener una conversación con tanta música, al menos que sea a los gritos.

La joven muy feliz bailando, tan feliz… hasta que… -hola!!!...- una persona agarro a Erika de la cintura, y ella se dio vuela, quien estaba allí? –ah… May!!!...- dijo ella casi contenta, -hey que haces aquí?- preguntaba Erika –me he tomado unas vacaciones, y decidí venir a Alemania

-mmm… por alguna ocasión especial?

-jajaja… te iba a llamar por teléfono

-a, el es Matt- dijo la joven quien por fin presentaba a su compañía

-tu novio?

-no…- respondió ella haciendo un gesto extraño –mucho gusto…- dijo el dándole la mano.

Se sentaron en un lugar apartado, en donde el ruido era menos, ella y May hablaban mientras Matt corría a comprarles un trago –y dime, que estas haciendo, ese no es Frank…

-aa… si, fue una larga historia, pero ya fue…

-con que fue?... te dejo?

-ya cállate, que no me gusta recordarlo, es un idiota

-jaja… amiga dios te bendiga… y Matt?

-a el lo conocí en un supermercado, yo estaba haciendo las compras y luego el se me acerco para ayudarme con las bolsas y meterlas a la camioneta

-camioneta, compras??? Tu no tienes ni haces eso

-aaa esa es otra larga historia

-jaja si después me la cuentas…- entonces un joven se acercó a May y le pregunto si quería bailar, esta le dijo que si con todo gusto y se fueron a la pista

Justo Matt llegaba, con los tres tragos en manos

-y tu amiga?

-la sacaron a bailar

-ok su trago va a estar aquí… eh…- los dos reían, pues sabían que si ella no iba su trago se iba a acabar.

1 comentarios:

Ross Styles dijo...

Como es que solo hay cereal y leche en la nevera? Si un día antes Erika fue al supermercado y compró "mucho mandado, no creó que Simón se halla comido todo eso hahahahha

Publicar un comentario

 

My Blog List