·

·

martes, 4 de enero de 2011

2: Primer día de trabajo!

Al otro día Erika llego a la casa, toco la puerta… Simone la atendió, -pasa, pasa…- dijo la mujer, que estaba vestida con un overol, Erika vio que los muebles estaban acomodados, la señora Kaulitz tenía una escoba en su mano izquierda. –tendrás que ayudarme a limpiar la casa, mis hijos vendrán mañana…- ella reía –pero… podrás limpiar con esa ropa?...- preguntaba la señora, es que Erika estaba vestida mas bien para ir a pasear, con un lindo pantalón y una camisa, -eh… si…- dijo la chica –como sea, aprovechando que estas bien vestida, sabes conducir?...-

-si…

-tienes el permiso?

-si…

-allí, hay unas llaves…- dijo Simone indicando con su dedo índice, Erika las tomo, -afuera esta la camioneta, tienes que ir al mercado a comprar esto…- Simone le había dado una lista a Erika, quien la miró, eran bastantes. –y ten, el dinero…- la jovencita se dio la vuelta, para salir, luego se detuvo y miro a la señora –puedo hacerle una pregunta?

-claro

-por que es que confía tanto en mi?... es decir, me esta dando una camioneta, en cualquiera de los casos, yo podría escaparme y llevármela

-por eso…

-que?

-en cualquiera de los casos si tu no te notaras tan nerviosa por que te mande a comprar en una súper camioneta, no te daría las llaves…- eso era cierto, Erika era una persona de confiar después de todo…

Subió a la camioneta, y la puso en marcha, acomodo un poco los espejos para poder ver mejor, y empezó su marcha.

Finalmente llego al supermercado, entro, tomo un carrito y comenzó a poner en el todo lo de la lista, lo cual le fue un tanto fácil, pues la señora Kaulitz se había cerciorado de poner las marcas de los productos. En la caja ella vio a un joven, quien le sonrío, ella también le respondió la sonrisita.

Termino de pagar y en el mismo carrito puso las bolsas. Y como era de esperarse, el jovencito se acerco –te ayudo?...- pregunto, ella lo miro –si… claro…- dijo, el chico llevo el carrito hasta la entrada. Mi auto esta allí… indico ella, y fueron hacia el. Ella abrió las puertas y junto al joven comenzaron a acomodar las cosas dentro del coche –y… como te llamas?...– pregunto el –Erika, y tu?

-Matt… no eres de aquí verdad?

-mm… no…

-y puedo saber de donde?

-mmm de algún lugar en America latina…

-con que eres misteriosa…

-tal vez… si un día nos vemos te cuente…

-oye que tal si un día salimos, y me hablas mas de ti?

-jajaja…seguro… anota mi numero…- dijo ella muy entusiasmada, el chico Matt era lindo, sus bellos ojos grises llamaron bastante la atención de Erika, tanto que le provocaba besarlo, pero no!, quien besa a un chico que conoce en un supermercado?

Llego a la casa, Simone estaba limpiando alguno de los muebles –Erika, ven…- dijo ella –ten, puedes empezar limpiando el piso de la cocina esa parte ya esta lista, luego ven aquí, y ayúdame a terminar con estos muebles…-

Erika estaba trapeando el piso del comedor, lo mejor que podía, por que con los zapatos que llevaba casi se resbala tres veces, y de rato en rato se agarraba fuerte del trapeador –jaja, si quieres quítate los zapatos…- dijo Simone que pasaba por allí, Erika le izo caso, y finalmente pudo limpiar en paz…

Por fin el día llegaba a su fin, nunca en la vida ella había limpiado tanto, pero la casa había quedado limpia, perfecta, -muy bien… que bueno que te encontré… si no yo sola no terminaría jamás…- dijo Simone sirviendo jugo en unos vasos, le ofreció uno a Erika –usted tiene una casa muy linda…- dijo ella –si… pero tan grande, no entiendo porque… todo es idea de mis hijos…

-los hijos hacemos locuras… es por naturaleza eso creo… mi madre también dice lo mismo de mi, que tengo ideas locas, pero siempre vamos allegar a algún lado

-si… tienes razón… dime, cuando te quedaras… si no me equivoco el anuncio dice cama adentro…

-oh… si… pero es que yo tengo un pequeño problema

-tu familia no quiere?

-no… mi familia no vive aquí

-entonces

-tengo una mascota…

-pero eso no es problema, si es pequeño lo traes… o da igual el tamaño, mañana mi esposo traerá a las mascotas de mis hijos

-en serio… no se pelearan?

-solo son un gato y un perro… no creo que causen tanto drama

-sabe que… prefiero ir a mi apartamento al terminar el día… usted sabe… necesito tener mi momento del día… solo para mi…

-esta bien… entiendo… puedes hacer lo que quieras, mientras cumplas con el contrato esta todo bien… por cierto, ten llévate las llaves… es que esta noche viajare… vuelvo mañana en la noche, es que iré a ver a mis padres…

-esta bien…

-ah… como te he dicho, mis hijos volverán mañana, no se muy bien el horario, pero calculo que será al atardecer… cualquier cosa les dices que eres la empleada… igualmente yo les dije que te contrate…

Y bien ese fue el primer día de trabajo de Erika, llego a casa, le dio de comer a su perro y se metió en la tina, y se dejo en remojo un buen rato. Luego de eso muy relajada fue a dormir.

1 comentarios:

Romina dijo...

D: ya quiero eltercer cap -.-
cuelga xd!!!!!! :(

Publicar un comentario

 

My Blog List